20 consejos para jóvenes en sus 20

legs-434918_1280

Al entrar tus veinte, algo cambia en tu interior. Comienzas a ver con nostalgia tu infancia. Como estás cruzando el puente de la adolescencia -que a veces puede ser un purgatorio- a la adultez, es el comienzo de otra etapa de transición. Estas etapas no son siempre fáciles de pasar, por lo que esos consejos para jóvenes no están de más.

Te preguntas “¿Y ahora qué? ¿Cómo llegué hasta aquí?”. Pero adivina qué, estás aquí y estos años son el suyos para tomar. Transformación es la clave.

Pero adivina qué, estás aquí y estos años son el suyos para tomar. Transformación es la clave.

1.- Nutre tu cuerpo: Aún tendrás ese hambre voraz que en tus 15 y aprovéchalo, pero con medida. Puedes darte tus gustos culposos como la pizza guardada, pero trata de compensar tus pecados con una mejor rutina alimentaria. Disfruta, sí; pero con moderación.

2.- Respeta tu cuerpo: Tu cuerpo te tratará la forma que tú lo tratas. Cuando estés cansado, duerme. Cuando tengas hambre, come. Cuando estés enfermo, descansa. Así de simple.

3.- Disfruta tu cuerpo: Su forma, tamaño, altura, peso, complexión y características son exclusivamente tuyas. Siempre habrá alguien que parezca más atractivo o menos, pero no hay necesidad de comparación. Reemplaza las miradas de horror frente al espejo con miradas de aceptación.

4.- Entrégate a quienes lo merecen: Este es de esos consejos para jóvenes que nadie suele valorar: sea un completo desconocido, una conexión al azar o el amor de tu vida, ten en cuenta que una vez que entre, esta persona dejará su huella dentro de ti -buena o dañina-. Date el tiempo para averiguar si merece que entregues tu corazón y cuerpo.  

5.- Toma conciencia de los acontecimientos actuales: Toma el bombardeo de noticias (Guerras, terrorismo, economías que caen…) como una manera de crear conciencia de lo que sucede con la humanidad. Aunque esto tenga o no un impacto directo en ti, reconoce que tú eres una parte viva del mundo, toma posesión de tu lugar en el planeta Tierra.

Tú eres una parte viva del mundo, toma posesión de tu lugar en el planeta Tierra.

6.- Reconoce tu realidad actual: Puedes encontrarte en una situación de vida ideal o una que es terrible: tal vez estés en el trabajo soñado o en uno que desprecias. Cualquiera que sea el caso, ten en cuenta que la vida está siempre en constante cambio y las cosas también cambian. No dejes de mirar al futuro, pisando fuerte tu presente. 

7.- No permitas que te digan lo que eres y no eres capaz de hacer: Sólo tu sabes y estás aprendiendo acerca de tus potenciales, capacidades, fortalezas y debilidades. No es tarea de nadie más que decir, si es que y cuando usted tendrás éxito. Muchas veces la gente proyecta sus miedos y dudas en nosotros: no des a otros el poder para que te sientas indigno.

No des a otros el poder para que te sientas indigno.

8.- Viaja: El mundo está listo para que tú lo puedas conquistar. Está esperando tus huellas, tus ojos y tu mente para tomarlo todo. Eres joven, energético y tienes más flexibilidad y menos compromisos. Uno de las mejores lecciones de la vida es aprender a ser un ciudadano del mundo.

Uno de las mejores lecciones de la vida es aprender a ser un ciudadano del mundo.

9.- Estudia duro, trabaja duro y juega (relativamente) duro: Después de comerte esos los libros de o cerrando ese gran negocio en la oficia, sabes que estás trabajando duro. Realiza una actividad, placer, interés para relajarte y disfrutar de los frutos de tu esfuerzo. Haz trabajado duro, te lo mereces.

10.- Aprende del amor, pero no dejes que te domine: Probablemente estés invirtiendo más energía en amores y desamores que en otra cosa de tu vida. Recuerda que los demás también tienen su propia historia también. Las relaciones te dan la oportunidad de conocer y aclarar qué es lo que quieres y no quieres en una pareja. Aprovéchalo, pero no te encierres en ello.

11.- Conversar de ello tal vez no lo resuelva, pero sí lo hará menos difícil: Cuando estamos en un problema, usualmente consultamos a nuestros amigos. Ellos, al igual que tú, están perdidos en el tema, pero conversar de ello seguro aplacará un poco el mal ánimo. Atrévete a buscar una ayuda más “certificada”, sin dejar de un lado el apoyo fraternal.

12.- Elije bien a tus amigos y no temas hacer modificaciones: Evita a quienes no aportan en tu vida o la menosprecian y ábrele los brazos a quienes desean lo mejor para ti y te apoyan a cumplir tus sueños. Sí, la vida social es importante para el intercambio humano, pero también es aprender a discernir y elegir quien participa en ella.

Dale clic a: 3 preguntas incómodas que no debes hacerle a un veinteañero

13.- Está bien tener miedo, perdido y confundido: Además, es un error pensar que otros no sienten lo mismo. A veces con tantas preguntas en su mente y no tienes idea si llegarán las respuestas. Aquí una que le va a todo: Para cada problema hay una solución. Puede que no sea lo que esperas, pero las respuestas siempre llegan. No hay necesidad de forzar algo que no está listo para revelarse.

14.- Encuentra una salida de expresión: Cuando estés con miedo, perdido o confundido, busca una forma de dejarlo salir: exprésalo y transfórmalo. Date un descanso mental con amigos o tu pareja, practicando un deporte o pasatiempo, o la soledad. ¡Pero, ojo! Que esto no sea una manera de evadir problemas, sino un espacio de relajación para luego encontrar una solución.

15.- No es necesario responder a la pregunta: “¿Qué voy a hacer con mi vida”: Incluso tus padres y abuelos todavía se hacen esta pregunta. Hay quienes tienen su objetivo claro y otros no. Pero al tomar ventaja de las posibles oportunidades que se atreviesen en tu camino, puedes sorprenderte cómo se abre una puerta, que lleva a la otra y así sucesivamente.

16.- Cambia tu look, reinvéntate: Este es el tiempo para la experimentación. Prueba diferentes looks -figurativa y literalmente- y llega a conocerse a ti mismo, mientras que llegas a conocer a los demás. Tienes juventud y un aspecto único: muestra la hermosa persona que eres -dentro y por fuera-.

17.- Cuando la fiesta te aburre y prefieres pasar una tarde tranquila en casa, hónralo: Es de gran valor sentirse cómodo por sí mismo o dentro de un ambiente íntimo compartido entre pocas personas. Son esos momentos de conversación tranquila o un silencio absoluto en el que se aprende cómo calmar los rigores de la vida cotidiana. 

18.- No vas predecir o planificar conocer al amor de tu vida: Tal vez aún estés junto a tu amor de juventud, o has encontrado alguien en la universidad… Incluso podría ser alguien al azar. No sabes cuándo el amor tocará tu puerta . Relájate, pues tal vez ni llegue en esta década. Vendrá cuando deba hacerlo.

19.- Sí puedes planear tu futuro y garantizar estabilidad: Uno de los consejos para jóvenes que tal vez la mayoría desaprovecha es que desde ya puedes ir cumpliendo tus planes a largo plazo. No se trata de logros en sí, pero de una correcta planificación. Los planes siempre podrán cambiar, pues lo que quieres ahora, tal vez ya no lo deseen en el futuro; sin embargo, tal vez lo tengas más adelantado de lo que esperabas. 

20.- Sólo tienes veinte una vez: Los veinte años traen algunas de las experiencias que te cambian la vida. Este es un espacio para guardar los mejores recuerdos de su corazón y mente; los que te ayudan a crear tus cimientos personales.

Vive día a día. Permítete aprender, crecer y desarrollar hacia la persona que estás destinada a ser: Tú.

Vive día a día. Permítete aprender, crecer y desarrollar hacia la persona que estás destinada a ser: Tú.

FUENTE: THE THOUGHT CATALOG |TRADUCCIÓN: POSITIVA




No hay comentarios

Añadir más

Los comentarios están cerrados.