5 formas de trabajar-inteligente

trabajo oficina equipo shutterstock_189811220

De que trabajas duro, ¡trabajas duro! Eso no hay quien lo niegue. Sin embargo, puedes también trabajar-inteligente.

Belle Beth Cooper, creadora de contenidos de Buffer (aplicación de social media), cuenta sus secretos para trabajar mejor, evitando el estrés.

 

Tómate pausas

Afila tu cerebro dándole una pausa cada vez que esté saturado. “Afilar el hacha (metáfora) es un gran hábito para todas las áreas de nuestras vidas, pero creo que puede ser especialmente beneficioso cuando se trata de trabajo y para evitar ‘quemarnos’”, dice Beth.

La ciencia dice que por cada 90 minutos de concentración, necesitamos 15 minutos de descanso. Anda… date un respiro.

 

Una siesta para la memoria

¡Totalmente aconsejable para quienes realizan trabajos de investigación! Dormir una siesta permite que los conocimientos aprendidos se guarden más efectivamente en la memoria. Un estudio encontró que estudiantes tenían mejores puntuaciones en los exámenes después de dormir. La siesta es una excelente arma también para recordar información y evitar el agotamiento.

 

La naturaleza, ¿inspiración?

Una caminata en la naturaleza es perfecta para restaurar nuestra atención y relajar la mente. Un experimento logró identificar las diferencias entre caminar en una calle, que en un parque. La urbe requiere más atención y precaución, para evitar accidentes; mientras un área natural permite “desenmarañar” los pensamientos, permitiendo mayor enfoque. Además, investigaciones indican que estudiantes tienen mayor motivación de aprendizaje en un espacio abierto, que en un aula. ¿Qué esperas para salir a la naturaleza?

 

Saltar de lugar en lugar

¿Conoces el término anglosajón bar hopping? Es la actividad de ir de bar en bar, durante una salida. Pues, Cooper propone hacer lo mismo, pero con tu espacio de trabajo. “Comienza con una clara y definida lista de cosas por hacer: creas un plan de logros en cada locación, para que inmediatamente ‘saltes’ a esas tareas”. Y de paso, entre lugar y lugar -que puede ser entre cafeterías y restaurantes-, aprovecha para ir en bicicleta o caminando, para tomarte una pausa.

 

El correo primero

Chequear el correo electrónico como primera actividad del día laboral, sirve para informarse de cualquier cambio de decisiones y acciones y estar “en la misma página”. Además, revisar los correos primero sirve para priorizar las actividades del día, por si ocurre alguna emergencia que atender, o seguir con lo planeado, explica Beth.

 

FUENTE: inc.com