5 juegos recreativos para jugar en familia

shutterstock_113965345-web-juegos-recreativos-jugar-en-familia

“En media hora de juego es posible descubrir mejor a una persona que en un año de conversación”

Platón, filósofo girego.

Jugar en familia tiene muchos beneficios tanto para los padres, que se pueden relajar de la jornada laboral y conocer más a sus hijos, como para los niños, que se sienten más queridos y aprenden sobre ellos mismos, las cosas, quienes los rodean y otros comportamientos sociales.

Con la edad vamos perdiendo el gusto por los juegos recreativos porque las obligaciones nos toman cada vez más tiempo, pero ello no significa que no se pueda redescubrir la diversión que representa jugar.

“Adoro jugar con mi hijo Thommy porque veo que cuando lo hago él es muy feliz. Lo que más nos gusta es hacer ‘fuertes’ con almohadas”, dice Jaime Andrés Portaluppi, 25 años, cuyo hijo tiene dos años.

Jugar en familia refuerza los vínculos entre sus miembros porque al jugar debes reaprender a pensar como un niño y aquello crea empatía y comprensión entre los niños y sus padres. Al participar de los juegos recreativos de tus hijos estás dejando que ellos te muestren como se sienten y, a su vez, estás enseñándole a estar conectado con sus emociones y a controlarlas.

“Creo que jugar con mis hijos creó una confianza que transcendió su niñez. Solíamos jugar mucho, pero a juegos tranquilos: a acampar, a las cartas y esas cosas. Ellos ahora están grandes, pero hay una conexión especial entre nosotros”, dice Alfredo Benítez, de 58 años, cuyos hijos tienen entre 31 y 25 años.

Por su parte, Enrique Druet, de 50 años, vive los juegos infantiles de manera distinta. “Tengo hijos mayores de un matrimonio anterior con los que jugaba a las luchas y lo hago también con mi nieto de 7 años, pero con mi hija de 4 años es más difícil. Ella solo me busca para jugar con los videojuegos de Internet que no sé usar bien”.

Si no sabes qué juegos recreativos puedes jugar con tus hijos, relájate que ellos siempre tienen ideas, deja que dirijan el juego. De igual manera te recomendamos 6 juegos recreativos que puedes usar:

Lanzar la pelota

Jugar a lanzar la pelota promueve la coordinación motriz general y la de mano-ojo en particular, además, crea un conexión profunda entre los jugadores. Recuerda hacer comentarios positivos como “tú puedes” o “muy bien”  mientras juegan.

Lucha Libre

Juega a la lucha libre con tus hijos. Puedes enseñarle posiciones de lucha, si las sabes, o solo divertirte tirándote al piso (busca una superficie suave y aleja los objetos que les puedan hacer daño). Este es uno de esos juegos recreativos que promueve la confianza en uno mismo y entre los participantes y también crea proximidad.

Imaginación

Si a tus hijos lo que les va son las aventuras, al más puro estilo de los piratas, no entres en pánico. Sabemos que te cuesta creer que el armario es ahora una cueva profunda y oscura o que el cucharón de la sopa es la mejor espada del mundo. Lo que tienes que hacer en estos casos es ser una extensión de su imaginación… Si te cuesta jugar a ser un superhéroe, involúcrate activamente en la creación de los disfraces.

Crea historias

Puedes contarle un cuento conocido y preguntarle a tu hijo cómo le habría gustado que termine o utilizar frases incompletas para ir creando una historia: “Había una vez un niño que…”

Armar algo

Siéntate con tu hijo en la sala de la casa y creen una fortaleza de almohadas, una carpa o estructuras con bloques.

Ahora que tienes todas las herramientas y sabes que los juegos recreativos con tu familia los ayudarán a estar más unidos, lánzate a vivir las aventuras que tus hijos imaginan: descubran un tesoro enterrado en el jardín, construyan una nave espacial con cajas de cartón, hagan dibujos con acuarelas o lo que más les guste… ¡Jugar en familia es lo máximo!




No hay comentarios

Añadir más

Los comentarios están cerrados.