5 razones por las que no estás viendo resultados cuando ejercitas

porque-no-bajo-de-peso

“¿Por qué no bajo de peso?” es la pregunta que te haces si vas al gimnasio todos los días, haces tu rutina en casa, sales a correr todas las mañanas y aún así, la masa muscular no crece, te ves igual o hasta peor que antes. ¿Qué puedes hacer? puedes rendirte, pero eso tampoco te llevará a cambios. Lo más probable es que estés haciendo algo mal.

En este post te queremos mencionar aquellas cosas que estás haciendo mal y que no te permiten ver resultados en tu entrenamiento diario. Así podrás saber por qué no bajas de eso.

Estas son tus razones del ‘por qué no bajo de peso’:

Monotonía: haces la misma rutina de ejercicios todos los días y tu cuerpo ya no siente el dolor, no hace ningún tipo de esfuerzo y eso te está alejando de ver resultados. En lugar de ir a las mismas máquinas día a día trata de cambiar tus ejercicios para que tu cuerpo se empiece a despertar. Pero lo más importante: vence tu meta todos los días.

<< Te recomendamos el plan de entrenamiento #SegaleChallenge >>

Si no levantas peso, no ganas: Otro ‘por qué no bajo de peso’ pasa si te niegas a levantar pesas porque no quieres verte “musculosa”. Así, no esperes cambios. El cardio es importante para perder peso, pero sin pesas será imposible ver una transformación. Levantar pesas es más beneficioso de lo que piensas.

¡No pares! Imagen: Giphy.

¡No pares! Imagen: Giphy.

¿Existe un reto?: ¿Siempre configuras la máquina para correr en la misma velocidad e inclinación? ¿Siempre utilizas el mismo peso para levantar? Si es así, entonces no le estás dando a tu cuerpo un reto que definitivamente necesita para poder ver resultados diferentes. Añade más movimientos, más peso, más repeticiones. No pasa nada si no puedes correr por mucho tiempo o no puedes hacer tantas repeticiones. Tu cuerpo está siendo desafiado, lo que significa que tendrá que trabajar más duro.

segaleChallenge(tw)

Te invitamos a unirte al reto #SegaleChallenge. Dale clic a esta imagen y seguro obtendrás nuevos resultados.

Tu dieta no ha cambiado: Seamos realistas: trabajas duro, pero si te vas a casa y comes una pizza, pastas y pasteles, todo ese trabajo lo has echado a la basura. El ejercicio no es una licencia para comer lo que quieras, cada bocado importa. Cambiar tu dieta a algo más saludable no significa que vas a sacrificar el sabor. También deja de lado las gaseosas y jugos artificiales, toma mucha agua.

No descansas lo suficiente: Si no estás durmiendo lo suficiente, los niveles de cortisol serán más altos de lo que deberían. Asegúrate de ir a la cama a la misma hora todas las noches y despertar al mismo tiempo. Debes descansar por lo menos siete horas.

El ‘por qué no bajo de peso’ ya está contestado. Ahora hace faltan ciertos cambios para ver los resultados.