5 trucos para un lunes de trabajo productivo

getty_480585541_9706479704500168_51854

Es lunes otra vez… Y después de un gran fin de semana de diversión, es hora de volver a la rutina laboral. Incluso aquellos que aman su trabajo pueden encontrar el lunes como un verdadero aguafiestas. ¡Pero el lunes también puede ser un comienzo emocionante! Sigue leyendo…

Ahora que ya estás fuera de la cama, debes saber que con el correcto acercamiento, el lunes puede estimular la eficiencia y la productividad de toda la semana. Se requiere de un gran esfuerzo para empezar la semana con enfoque y determinación, sin embargo, esto es exactamente lo que las personas más productivas hacen. Aquí hay 5 claves de cómo utilizar el lunes para tu beneficio:

Cómo ser productivo todos los lunes

1.- Comienza con una actitud positiva:

Tanto tiempo y energía se gasta estando de mal ánimo. Las personas súper productivas no les gusta perder energía y sin duda no quieren que la semana se retrase con un mal comienzo. Desde el momento que sus pies tocaron el suelo, al levantarse de la cama, centran su mente en lo que realizarán a lo largo de la semana, emocionados de todo lo que van a lograr. En vez de lamentar que es lunes otra vez, enfócate en lo que realmente quieres hacer y lo que te llevará hacia ello.

2. Dedican tiempo para la organización:

Si te dedicas cada lunes a apagar incendios, te quemarás antes que termine la semana. Ser productivo requiere de organización y esto no sucede por arte de magia. Se necesita tiempo para pensar las cosas y crear procesos. A primera hora del lunes, separa un tiempo para poner a tus ‘patos’ en fila.

3. Prioriza tus objetivos:

Si no tienes objetivos claros el lunes, te encontrarás con una semana corta para lograr tus metas. El trabajo productivo requiere evaluar toda la semana, para gestionar tus recursos a la medida requerida. Eso te da la capacidad de medir la semana y los ajustes necesarios. Haz listas y mide tus tiempos sobre el calendario. Este te liberará de pensar qué hacer durante la semana.

4. Anticipar obstáculos:

Los obstáculos son una parte inevitable de la rutina diaria. El lunes es un buen momento para centrarse en los posibles obstáculos de la semana. Para ser productivo cada lunes, incorpora en tu agenda espacio para solucionar los baches de tu plan semanal, pues si ocurre lo inevitable, logres saltar sobre ellos.

5. Alínea a tus aliados:

La gente con la que trabajas está ocupada y asumir que van a utilizar los lunes a crear su propia semana no es funcional. Para crear un trabajo productivo en equipo, ten en cuenta el proceso laboral de tus colaboradores y programa citas para evitar perseguir a la gente durante la semana. Un colega a quien le pides temprano su ayuda es más propenso a colaborar, a diferencia de alguien a quien acudes con un llamado de SOS.

FUENTE: INC | FOTO: GETTY IMAGES