6 ‘hábitos saludables’ que realmente no lo son

watermelon-410329_1280

Cuando somos pequeños nuestros padres nos enseñan muchos de los hábitos que mantenemos hasta la vida adulta y no siempre indagamos en el porqué de estas costumbres. Aquello nos puede llevar a que hagamos cosas de manera errónea por desconocimiento. Hoy te contamos sobre 6 ‘hábitos saludables’ que realmente no lo son:

1. Desayunar una taza de café

Las mamás y abuelas de Latinoamérica llevan toda la vida preparando humeantes y deliciosas tazas de café negro para el desayuno con la excusa de que la cafeína nos levantará ‘bien’. La cafeína, en efecto, aumenta el estado de alerta, pero tu cuerpo ya hace eso de manera natural. Un reloj interno se encarga de esa tarea cada mañana, pues a esa hora se da un incremento de la producción de cortisol. Estos niveles van disminuyendo en las horas posteriores, por lo que resulta más efectivo posponer el consumo de café unas dos o tres horas tras levantarte.

coffee-646478_1280

Resulta más efectivo posponer el consumo de café unas dos o tres horas tras levantarte.

2. Comer fruta de postre

Si cuando eras niño en tu casa acostumbraban a darte frutas en lugar de un postre, porque su consumo es parte de los hábitos saludables que debías cultivar…Tal vez quieras replantearte el asunto. La fructosa, presente en las frutas,  al ser ingerida tras la comida provoca un aumento rápido de los niveles de insulina en sangre y hace que todo lo que hayas consumido previamente tenga más facilidad para convertirse en grasa. Además, puede que en ocasiones produzca gases. Por eso, te recomendamos que separares el consumo de las frutas de tus comidas principales.

Dale clic a: Los niños comen más frutas y vegetales si juegan primero

3. Prescindir totalmente de la sal

Este es el caso de una costumbre cuyo origen puede darse más porque algún miembro de la familia debe abandonar el consumo de sal, en vez de un hábito tradicional. La sal solo es perjudicial para quienes no la pueden eliminar. Si no tienes problemas de salud específicos donde te hayan recomendado dejarla, puedes consumirla con moderación y cocinar con el punto justo de sal. Al eliminar la sal de la dieta, las personas con la tensión baja pueden sufrir mareos, pérdidas de conocimiento o desvanecimientos.

4. Tomar demasiada agua

Hay personas que creen que tomar mucha agua no tiene consecuencias en el organismo, pero la verdad es que su consumo excesivo obliga a tus riñones a eliminar más líquido y, junto con él, electrolitos que son necesarios para el organismo (calcio, potasio, magnesio o sodio). Beber entre dos y dos litros y medio de agua al día es lo ideal. Al contabilizar tu consumo de agua debes tener en cuenta los alimentos que consumes: una manzana es 80% agua; una lechuga, 96% y un filete a término medio, 40%.

Vaso medios lleno

Beber entre dos y dos litros y medio de agua al día es lo ideal.

5. Cepillarte los dientes inmediatamente después de comer

Sí, debes cepillarte los dientes después de cada comida, pero si has ingerido alimentos con alto contenido ácido no debes hacerlo justo después comer.  Las frutas, jugos, vinos o  el café son comidas que contienen ácidos y debes esperar al menos media hora para lavarte los dientes después de ingerirlas. Al lavar los dientes inmediatamente después de comer esto lo único que haces es esparcir el ácido por toda tu boca y elevar el riesgo de sufrir de caries. Parte de tus hábitos saludables debería ser esperar, así dejas que la saliva actúe como antiséptico y neutralice el pH de lo que comiste.

6. Bañarte varias veces al día

Si vives en un país tropical o vas al gimnasio con regularidad, lo más probable es que te bañes varias veces al día. Sin embargo, deberías considerar que el agua rompe el manto lipídico y la capa córnea que protegen tu piel. Esto causa que la piel se deshidrate y estarás más propenso a sufrir lesiones en ésta. Con que te duches una vez al día, está bien. Lávate las manos máximo cinco veces por día y usa productos con pH neutro y poco perfume.

Esperamos que esta lista te ayude a replantearte ciertas cosas que a veces hacemos por tradición y adoptes verdaderos hábitos saludables que te permitan seguir teniendo una vida positiva.

FUENTE: EFE | FOTOS: PIXABAY