9 cosas que no sabías sobre las siestas de los bebés

siestas de los bebés, siesta bebé, siesta perfecta

Los adultos podemos ver a las siestas como un regalo divino que no siempre podemos disfrutar o como una perdida de tiempo valioso. Sin embargo, las siestas de los bebés son una parte necesaria en sus rutinas diarias. Las siestas los ayudan a asimilar lo aprendido, recobrar energías, mejorar su estado de ánimo y facilitan el sueño nocturno. Te contaremos nueve cosas básicas que tal vez no conocías sobre ellas:

1. Los bebés de dos años necesitan de una a dos siestas, los nenes de 4 años solo una.

2. La siesta ayuda a los niños recobrar energía, facilita el aprendizaje y ayuda a que lleguen más relajados a dormir en las noches (por lo que evitarás que no pueda dormir por el cansancio).

3. Las siestas de los bebés deben durar entre 45 minutos y una hora si toma dos siestas. Si solo toma una siesta esta debería durar entre una hora o dos horas aproximadamente.

4. La primera siesta de tu bebé puede tomarla a media mañana, porque después del desayuno y sus primeros juegos del día deberá reponer energía. La segunda deberá ser poco después del almuerzo.

5. Las siestas del bebé deben darse siempre a las mismas horas. No pasa nada si un día no hace la siesta, pero trata de que sea una constante para poder crearle una rutina.

6. Los niños asocian algunos “rituales” con el sueño. Sigue la misma rutina que cuando lo acuestas a dormir en las noches: ponle la pijama, cúbrelo y lee un cuento.

siestas de los bebés, siesta bebé, siesta perfecta

Foto: Pixabay

7. En la oscuridad el cuerpo aumenta su producción de melatonina, una hormona que facilita el sueño y ayuda al descanso. Por ello, es preferible que cierres las cortinas para las siestas de los bebés. Esto también les ayudará a entender que llegó la hora de dormir.

8. Durante las siestas de los bebés se debe tratar de que el ambiente de la habitación esté tranquilo y no haya mucho ruido, pero no lo hagas dormir en silencio absoluto porque conseguirlo es complicado. Un tenue ruido ambiental común no le hará daño.

9. Si las siestas de los bebés se prolongan más de lo habitual deberías considerar despertarlos solo si han pasado más de dos horas o son más de las cinco de la tarde, pues las siestas largas o tardías dificultan el sueño nocturno. Si quieres despertar a tu bebé de su siesta puedes dejar que entre más ruido a la habitación, mecerlo suavemente o hablarle bajito. Así, no despertará irritado.

Si después de todo tu hijo no se duerme, puedes sustituir la siesta por una actividad de relajación. Lean juntos o deja que juegue en su habitación (sin muchos estímulos) y probablemente se dormirá solo. Recuerda que lo primordial de la siesta es que descanse y se relaje.

<< Lee también: 11 cosas que los padres primerizos deben conocer >>

FOTOS: PIXABAY