9 ‘trucos’ científicos para alcanzar la felicidad

woman-163426_1280

“La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda es hacer feliz a los demás”, dice una frase de Mario Moreno Cantinflas. Sin embargo, ¿cómo llegar a ejercer esa deber y derecho humano? Gracias a los estudiosos, aquí tenemos 9 maneras de alcanzar la felicidad que están científicamente comprobadas.

1. Tener muchos amigos: Si tienes menos de 5 amigos tienes un 40% de posibilidad de ser feliz, mientras que si tienes más de 10 amistades, la tendencia va más hacia la felicidad que a la infelicidad, dice un estudio de la Universidad de Nottingham (Inglaterra). Esto hace sentido cuando otro estudio del sociólogo Ruut Veenhoven indica que los países con gente más feliz son aquellos en que sus ciudadanos tienen mayor tejido asociativo, es decir practican actividades colectivas, que aumentan las posibilidades de generar amistades.

2. Anotar los momentos buenos: La gratitud es una de las actitudes que tienen gran vínculo con la satisfacción vital, por lo que se recomienda –como ejercicio diario- anotar al menos tres cosas buenas que hayan pasado a lo largo del día. Esto, según el profesor Martin Seligman, autor de libros de filosofía positiva.

3. Evitar la rutina: quienes viven más aventuras, se atreven a nuevas experiencias y huyen de la rutina son más felices que quienes hacen todos los días lo mismo. Ryan Howell, profesor de psicología de la Universidad Estatal de San Francisco (Estados Unidos), recomienda invertir en “comprar experiencias”, como viajes, cenas, actividades de ocio, que nos hacen más sensiblemente felices y evitar adquirir cosas materiales.

4. Anticipar la felicidad: “Pensar en algo que nos va a hacer felices no hace más felices”, dice el coach motivacional Carlos Andreu. La tendencia es condicionar nuestra felicidad, pensando que si tenemos un mejor trabajo o un carro nuevo seremos luego felices, sin disfrutar los momentos que nos llevarán hacia esa meta. “La felicidad aumenta en nuestras vidas si tenemos en mente vivir experiencias que sabemos van a proporcionárnosla”, asegura. El profesor de psicología Daniel Gilbert ahonda en la “previsión del placer”, dentro de su libro “Tropezar con la felicidad” (Stumbling on Happiness, 2007); en el cual recalca que podemos permitirnos exprimir el doble las situaciones que nos hacen felices cuando las disfrutamos en el mientras tanto.

5. Amar: “La felicidad es el amor. Punto”, dice George Valliant, investigador del Grant Study, un proyecto de 75 años de estudio sobre la felicidad. Estadísticamente, la gente que mantiene una relación es, en promedio, más feliz que aquellas personas que están solteros; pues el amor es fundamental para ser felices según el Grant Study.

6. Sonreír: Las expresiones faciales tienen una relación de causa efecto con ciertas actividades cerebrales relacionadas con la felicidad, dice el piscólogo estadounidense Roberto Zajonc, quien dirigió uno de los primeros estudios al respecto en los años 80. La idea es que si sonreímos pese a que no queramos incrementa nuestras posibilidades de bienestar.

7. Usar el color azul: Según la psicología del color, reaccionamos ante los diferentes colores que nos rodean o usamos. Un estudio de la Universidad de Sussex (Reino Unido) indica que el azul es el color que más tranquilidad transmite tanto a hombres como mujeres. El morado tuvo efectos similares en las mujeres, pero no en los hombres. ¿Por qué este el azul? Se cree que por un carácter de memoria genética, pies nuestros antepasados vinculaban el color de un cielo despejado con la sensación de un buen día. Aunque no sólo se recomienda el azul, sino usar más colores que los neutrales.

8. Perseguir los sueños: Trabajar duro para alcanzar una meta y obtener logros a lo largo de ese camino, activa emociones positiva y suprime negativas, como el miedo o la depresión. Esto, según estudios llevados a cabo por el neurocientífico de la Universidad de Wisconsin, Richard Davidson.

9. Ser generoso: La felicidad no reside en lo que se tiene, sino en lo que se da; es una de las conclusiones de la piscóloga Emma Seppala, directora del del Centro de Investigación sobre la Compasión y el Altruismo, de la Universidad de Stanford (Estados Unidos). Indica que ser compasivos y generosos con otros incrementa los niveles de bienestar en todos los ámbitos de nuestra vida, pues esta práctica activa regiones cerebrales que provocan placer, mejoran nuestras relaciones personales y hasta aumentan nuestra esperanza de vida.

FUENTE: EL CONFIDENCIAL




No hay comentarios

Añadir más

Los comentarios están cerrados.