Causas y remedios caseros para axilas manchadas

shutterstock_146540765-mujer-axilas

“¡Las manos arriba!” es una orden que las mujeres con axilas manchadas no van a querer cumplir, así estén en medio de un arresto. Y es que aunque no mostramos a cada rato esta parte del cuerpo, nos interesa su estética.

Hay muchas razones por las cuales las axilas se pueden manchar, estas son algunas:

  • La más común es el uso de la rasuradora para remover el vello. Aunque parezca más cómodo, el uso regular de la cuchilla lastima la piel y el vello creciente crea una sombra debajo de la axila, por lo que luce manchada. Evita también las cremas depilatorias pues sus químicos producen manchas. Lo que sí te recomendamos es el uso de cera, pues arranca el vello de raíz y de paso exfolia la piel.
  • Ciertos desodorantes causan manchas también. Los que contienen alcohol tienden a manchar las axilas, así que evítalos. Por otro lado cuando estés en casa date el gusto de no usar desodorante y dejar tus axilas respirar. Además, nunca uses desodorante después de rasurarte o depilarte.
  • La fricción es otra razón para las axilas manchadas. Las telas que no permiten a la piel respirar harán que las axilas se irriten y causarán fricción en esa área; mientras que el algodón permitirá que tu piel respire y sude normalmente. Por otro lado, otra razón de fricción es el sobrepeso.
  • Una mala limpieza de las axilas también hará que los residuos del desodorante, pelusa de ropa y mugre se acumulen en esta área y manchen las axilas. Asegúrate de limpiarlas bien todos los días.

Después de conocer las causas de este problema, te damos unos cuantos remedios caseros para las axilas manchadas:

  • Exfolia, limpia y desinfecta tus axilas manchadas con una pasta de bicarbonato de sodio y zumo de limón. Antes de dormir, limpia y masajea tus axilas con esta mezcla por una semana. Retira muy bien pues el limón también mancha al contacto con el sol. Después de la primera semana, hazlo de 2 a 3 veces por semana. Si se irrita el área, reemplaza el limón por agua.
  • Usa yogur natural como una mascarilla diaria. Aplícalo media hora sobre las axilas limpias y luego retira.
  • El jugo de papa es el blanqueador natural. Úsalo como ‘tónico’ aplicándolo con un algodón en las axilas. Puedes dejarlo reposar la noche o retirar después de unos 20 minutos. Para extraer el jugo de este tubérculo debes pelarlo y licuar su cáscara. Usa el líquido que salga de esa extracción.

Ten en cuenta que también puedes usar estos remedios caseros para axilas manchadas en otras áreas de tu cuerpo que suelen sudar mucho o causar mucha fricción, como por ejemplo, cuello, rodillas o ingles.

FOTO PRINCIPAL: SHUTTERSTOCK.