Los deportes para niños se escriben con ‘D’ de diversión

boy-179849_1280-web-niño-juego-futbol

Los pequeños en la actualidad tienden a pasar más tiempo dentro de casa disfrutando de diversión sedentaria como jugar con las consolas. Por ello, los expertos recomiendan que los deportes para niños empiecen a los tres años y no a los seis como se hacía antes.

Las consecuencias del sedentarismo de los pequeños se notan desde la infancia en el porcentaje de menores con sobrepeso que, de adultos, les lleva a ser obesos y tener graves complicaciones de salud. En Ecuador, el 8,6% de niños menores de cinco años tienen exceso de peso, mientras que en las edades entre 5 y 11 años, este índice se triplica, llegando al 29,9% y en el caso de los adolescentes, hasta el 26%.

Leer también: 5 videojuegos educativos para que coman sano

Hay padres a los que les cuesta mucho involucrarse en las actividades lúdicas de sus hijos. El deporte tiene la ventaja de ser un juego para los niños, pero ser visto como ejercicio para los adultos por lo que es una actividad ideal para que los padres compartan con sus hijos.

El deporte tiene la ventaja de ser un juego para los niños, pero ser visto como ejercicio para los adultos…

Desde temprana edad, la práctica de deportes para niños tiene un impacto positivo en la salud de los pequeños, pero también en su desarrollo de habilidades cognitivas y sociales como:

  • Los músculos y huesos se desarrollan con normalidad.
  • Mejora su coordinación motriz.
  • Se fortalece el corazón.
  • Previene el sobrepeso en los niños.
  • El niño aprende a ser disciplinado, seguir reglas, trabajar en equipo y crear rutinas.
  • Aprende a compartir espacios y tiempo (superan la timidez).
  • Desarrollan su capacidad de liderazgo.
  • Logran entender el significado de la competencia, exigirse a sí mismo y  ponerse metas.

Lee también: Los niños comen más frutas y vegetales si juegan primero

Sin embargo, se recomienda no imponer en los niños el sentido de la competencia. Este es fundamental en los deportes –en un partido, hay un equipo que gana y otro que pierde-, pero lo importante en los deportes para niños debe ser divertirse. Así, el menor relacionará la actividad física con un estímulo positivo y probablemente la mantendrá durante su vida adulta. Si un niño relaciona los deportes con malas experiencias –con sentirse un perdedor- no afianzará su práctica y por ende tampoco podrá mejorar en ese ámbito.

Los deportes para niños que se practican en grupo son ideales para ellos porque les permiten relacionarse con sus pares, expandirse y moverse. Los expertos dicen que es mejor dejar que los partidos de competencia se den desde los 12 años y con los niños menores afianzar las habilidades que se adquieren en el entrenamiento, el trabajo en equipo, sentir que logra sus metas y se supera a sí mismo.

Los expertos dicen que es mejor dejar que los partidos de competencia se den desde los 12 años…

Los padres deben recordar que los deportes para niños son principalmente un juego; por lo que no deben ser impuestos como una obligación porque aquello le resta diversión y si los niños se sienten presionados no disfrutarán la actividad. La práctica de deporte es preferible tomarla como un momento para pasarlo bien y que es un espacio para compartir con amigos y familiares, a través de la cual puedes descubrir tus propias capacidades para #DarMás de ti.

Aquí te dejamos un video increíble de uno niño que ha comenzado a hacer deportes a corta edad:

Fuente: Gymboree Play & Music | Foto: Pixabay.