Si te enojas por todo es peor para tu salud

girl-421458_1280

Es cierto que un buen enojo te desestresa y desahoga lo que llevas dentro, pero enojarse hace daño a tu salud cuando lo conviertes en un hábito. ¿En serio quieres ser de esas personas a las que da miedo decirle algo porque se enojan por todo?

mask-389940_1280

Es que usualmente alguien que vive enojado es porque se siente atacado, frustrado o incomprendido. El enojo es una reacción normal, el problema es quedarse en esa etapa en la cual el entorno no llena las expectativas y… te enojas más y más.

Sabemos que reprimir las emociones es contraproducente, pero irse al otro extremo, con arranques de ira o negatividad, no te va a ayudar a solucionar tu enojo. ¿Quieres saber por qué?

¿Por qué enojarse hace daño a tu organismo?

  • El cuerpo se enferma: Si tienes trastornos asmáticos, cardíacos o estomacales, un enojo tras otro los agudizarán. Enojarse propicia hipertensión arterial, se bajan las defensas y agrava las hernias de disco.
  • Energía despilfarrada: Enojarse te quita oxígeno y fuerza. Mira en internet alguna pelea de artes marciales mixtas, boxeo o riña callejera, notarás que aquellos que parecen estar más enojados se cansan más rápidos. Es cierto que al enojarse uno se siente temerario, pero esos impulsos de energía extra te consumen pronto y luego son más aislados. En las situaciones de la vida diaria, un enojo continuo solo terminará por causarte ofuscación y cometer muchas necedades.

  • Las personas te quieren… lejos: Uno de los problemas de esperar demasiado de las otras personas es que te dará mucha frustración descubrir que son humanos con fallas como tú. Y muchas veces cometemos el error de exigir y presionar hasta el límite de la paciencia. Quizás tú quieres lo mejor para ellos, pero si te las pasas amonestándolos, te contaminas a ti mismo y ellos te querrán ver con muy poca frecuencia.
  • Te ves feo y te arrugas pronto: Es un hecho, fruncir el ceño a cada rato termina ajando tu piel de tal modo que cuando ya no estás enojado, igual se te ven las arrugas. Si vas a tener arrugas, mucho mejor son las que se forman por reír. Además al estar enojado el cuerpo se contrae, se te ve rígido y poco atractivo.
Enojarse hace daño. Infografía: Notimex.

Enojarse hace daño. Infografía: Notimex.

Ya sabes, enojarse hace daño, así que respira, grita si tienes que hacerlo, pero no te quedes con esa sensación de amargura en tu ser.