Estas personas hablan abiertamente de sus enfermedades mentales y te dicen ‘está bien’

despair-513529_1280-depresion-tristeza-web

Decir que sufres de depresión o de trastorno obsesivo compulsivo no suena muy bien en una primera cita, ¿verdad? Y es que no solemos hablar de las enfermedades mentales abiertamente, es por ello que el proyecto UROK quiere comenzar a romper el hielo y romper los mitos.

Así, el proyecto UROK, que significa “Tú estás bien”, busca desestigmatizar las enfermedades mentales, combatir el aislamiento, crear una comunidad en línea, reducir el suicidio adolescente. Entre las enfermedades mentales más comunes están la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo, la ansiedad, los desórdenes alimenticios, entre otros.

<< ¿Sabías que existen los primeros auxilios para la salud mental? >>

Y es que aún en esta época las enfermedades mentales siguen siendo un tabú y quienes las sufren no solo tienen que lidiar con su condición, sino también con el aislamiento social que produce. Esto, a veces, deriva en suicidio. Jenny Jaffe sabe de esto, pues estuvo a punto de terminar su vida, pero logró combatir su enfermedad mental hablando de ella.

Desde el 2014 UROK sube videos de personas que sufren las enfermedades mentales y que cuentan su experiencia y cómo han logrado superar a la enfermedad. Pues a la final todo va a estar bien y “tú estás bien”.

Hablemos abiertamente de las enfermedades mentales

Jenny Jaffe recuerda que desde los 10 años tenía una enfermedad mental, pero en ese tiempo no sabía cómo expresarlo. Desde pequeña sufre de trastorno obsesivo compulsivo por lo que sus hábitos obsesivos de higiene personal eran exagerados. Aquí te cuenta su historia:

Anita Flores sufre de ansiedad desde niña, pero sus profesores y consejeros pensaron que era un desorden de atención. Esto siguió hasta la universidad cuando se percató que esas distracciones eran un mecanismo para evitar ataques de pánico ocasionados por su trastorno. “Me gustaría que en algún punto puedas decir abiertamente y sin vergüenza a uno de tus profesores o a tu jefe ‘tengo que salir temprano hoy porque tengo terapia'”, dice como un mensaje de desestigmatización de las enfermedades mentales.

Sarah Grace en cambio tuvo que lidiar con las adicciones. Siempre fue una buena estudiante, pero cuando llegó a la universidad se confió de sí misma y prefirió las drogas y el alcohol en vez de los estudios. En el camino perdió muchas cosas, como su trabajo; pero logró identificar su problema y hablar de ello con grupos de apoyo. Ella indica que cuando hablas abiertamente de tu enfermedad mental, es el momento en que comienzas a superarla.

Bronson Gilmore es un actor con bipolaridad. “Es como tener un hijo tuyo, pero eres tú”, explica. Él tiene esta enfermedad mental desde pequeño, pero no fue hasta la adultez, cuando comenzó a vivir solo y su grupo de apoyo no estaba siempre cerca, que tocó fondo. Le tocó lidiar por su cuenta su propio problema. Sin embargo, de esto aprendió a amarse a sí mismo.

Sam Reid quiere hablar abiertamente de la depresión. Él te cuenta su historia y cómo batalló contra la bulimia. “Una vez que aceptas los problemas que tienes… es más fácil”, por lo que motiva a las personas con enfermedades a hablarlo primero con las personas que aman.

Estas experiencias que el proyecto UROK son solo una pequeña ventana al mundo de las enfermedades mentales. La idea es no aislarte ni aislar a las personas que la sufren, y que hablar abiertamente de ellas es el primer paso para estar bien.




No hay comentarios

Añadir más

Los comentarios están cerrados.