Estos niños se van a Harvard gracias a una campaña inspiradora

Humans of New York Brownsville (1)

Esto me sacó una lágrima. No estoy exagerando. Es realmente hermoso… de esas historias que te devuelven la fe en la humanidad.

Llevo siguiendo la página Humans Of New York (Humanos de Nueva York, que se abrevia HONY) algún tiempo… El bloguero y fotógrafo Brandon Stanton tiene una facilidad para capturar las más hermosas, trágicas, graciosas, sorprendentes historias de la capital del mundo, Nueva York.

Hace unas dos semanas, el 20 de enero, posteó esto en su blog:

Humans of New York Brownsville (2)

– ¿Quién te ha influenciado más en tu vida?
– Mi directora, la Sra. López.
– ¿Cómo ella te ha influenciado?
– Cuando nos metemos en problemas, ella no nos suspende. Ella nos llama a su oficina y nos explica cómo la sociedad fue construida a nuestro alrededor. Y ella nos dice que cada vez que alguien falla y deja la escuela, una nueva celda de la cárcel se construye. Y una vez hizo que cada estudiante se pare, uno a la vez, y ella nos dijo a cada uno de nosotros que importamos.

Ella nos dijo a cada uno de nosotros que importamos.

Se trata de la historia de Vidal, un estudiante de la academia Mott Hall Bridges. En una fotografía anterior, él explicaba cómo era vivir en su vecindario: “Cuando vives aquí, no tienes muchos miedos. Has visto prácticamente todo lo que la vida puede tirarte. Cuando tenía nueve, vi a un tipo siendo empujado del techo de este edificio de aquí”.

El lugar donde vive Vidal es Brownsville, un barrio de Brooklyn, en Nueva York. Su vecindario tiene la tasa de criminalidad más alta de toda la ciudad. Es el lugar dónde muchos niños crecen, en medio de peligros y desesperanza; es por ello que Brandon decidió conocer a Nadia López dos días despues (22 de enero). Su visita sirvió para más que capturar historias.

Humans of New York Brownsville (3)

“Este es un barrio que no necesariamente espera mucho de nuestros niños, por lo que en la academia Mott Hall Bridges fijamos nuestras expectativas muy altas. No llamamos a los niños ‘estudiantes’, los llamamos ‘eruditos’. Nuestro color es el púrpura. Nuestros eruditos llevan púrpura y así también nuestro personal. Porque el púrpura es el color de la realeza. Quiero que mis eruditos sepan que incluso si viven en un proyecto de vivienda, ellos son parte de un linaje real que se remonta a los grandes reyes y reinas africanas. Ellos pertenecen a un grupo de individuos que inventó la astronomía y las matemáticas. Y ellos pertenecen a un grupo de personas que han sobrevivido a tanta historia y aún perdura. Cuando tú le dices a la gente que eres de Brownsville, su cara se encoge. Pero hay niños aquí que necesitan saber que se espera que tengan éxito”.

Pero hay niños aquí que necesitan saber que se espera que tengan éxito

Sin embargo, antes de conocer a Brandon, Nadia estuvo a punto de darse por vencida. “Estaba quebrada. Sentía que debía escribir mi renuncia. Le dije a mi madre: ‘Mamá, no creo que puedo hacerlo más. Porque no creo que a mis eruditos le importa. Y no creo que ellos creen en sí mismos lo suficiente para que les importe. Temo que piensan que no son lo suficientemente buenos’. Y ella me dijo que ore. Pero yo le dije ‘Puede que esté demasiado enojada para orar'”.

Inicia un cambio…

El 22 de enero, Humans Of New York y la academia Mott Hall Bridges iniciaron una campaña de recaudación de fondos, para poder financiar un paseo estudiantil para todos los niños de sexto grado. Pero este paseo no sería a cualquier parque o lugar recreacional. Este sería a la universidad de Harvard, una de las de mayor prestigio en el mundo; con la idea de motivarlos a llegar lejos, a cumplir sus más grandes sueños. “Quiero que cada niño que entra a mi escuela sepa que puede ir a cualquier parte, y que va a pertenecer”, dijo Nadia.

El costo por año de este programa es de USD $40.000; sin embargo, en pocas horas de haberse lanzado la campaña, lograron recaudar USD $185.000. En todos estos días la página de HONY ha mostrado la realidad de Brownsville a través de sus habitantes.

“Quiero que cada niño que entra a mi escuela sepa que puede ir a cualquier parte, y que va a pertenecer”

Para el día 26, habían llegado a USD $700.000 y después de ello decidieron llevar la barra aún más alto… todos las donaciones a partir de ese último monto irían al “Fondo de Becas Vidal”, como tributo a la historia que lo comenzó todo. Cada año, los educadores de la academia escogerán a los graduados que recibirán esta beca.

Hoy, esta recaudación de fondos tiene más de un millón de dólares; sin embargo, creo que lo más loable de todo esto, no es sólo la gran bondad de los donadores, sino  que en todos estos días Humans Of New York ha retratado historias reales de esperanza, poder humano y supervivencia en Brownsvile. Este barrio peligroso y pobre, donde se alberga la desesperanza, donde nadie cree en nadie, ni siquiera en sí mismo… es sólo el reflejo de muchos otros barrios del mundo y esta campaña se ha dedicado a rescatar el la luz que se cuela entre las rendijas de la pobreza.

Si quisieras participar en esta causa, puedes donar aquí.

REDACCIÓN: SOFÍA BERMÚDEZ




No hay comentarios

Añadir más

Los comentarios están cerrados.