La ciencia del trabajo en equipo

startup-594091_1280

Sabemos que para un mejor ambiente laboral y mayor productividad el trabajo en equipo es la clave. ¿Por qué?Los miembros de un buen equipo complementan sus habilidades y talentos; además disminuyen las debilidades y potencializan las fortalezas. Con esta diversidad, se resuelven mejor los conflictos y encuentran nuevas ideas. Básicamente no estarás solo.

El buen trabajo en equipo aumenta la confianza entre sus miembros; lo que además aumenta el sentido de pertenencia, disminuyendo la rotación de personal y aumentando la motivación.

 

A la final, acaba siendo gratificante para todos, pues no hay nada mejor que celebrar juntos los éxitos del equipo, o apoyarse mutuamente cuando algo sale mal.

Cómo trabajar en equipo

Ahora que conoces los beneficios de trabajar en equipo, ¿Qué se necesita para hacerlo? Aquí te compartimos datos útiles que te servirán como guía:

Liderazgo: Todo equipo de trabajo requiere de un líder que distinga los esfuerzos individuales y que se involucre con el proyecto. No sirve alguien que se “lave las manos” de los errores o que no forme parte del equipo en sí. Un líder llega a consensos y toma decisiones, en base a las ideas y opiniones de su equipo.

Confianza: Es el elemento principal del trabajo en equipo. Para ello es necesario un ambiente donde todos los participantes conozcan sus habilidades, entiendan sus roles y sepan cómo pueden ayudarse entre todos.

Comunicación: Los canales de comunicación adecuados son primordiales para el trabajo en equipo. Los equipos que funcionan al 100% se escuchan y retroalimentan; están dispuestos a cambiar de opinión y a crear estrategias en conjunto.

Objetivos comunes: Para que un equipo trabaje como tal, deben ir tras las mismas metas. Es importante comunicar la misión de la empresa de manera uniforme y definir cómo cada miembro y departamento contribuye.

Responsabilidad y compromiso: Cuando una persona es parte de un equipo, los logros o fracasos son responsabilidad de todos los miembros. No fomentes la mentalidad de “éste no es mi problema”; haz que los problemas y los aciertos sean compartidos.

No existen protagonistas: Es importante recordar que cuando se trabaja en equipo no existe un protagonista, el trabajo es de todas las personas. Nunca será el trabajo de una persona más importante que el de otra.

Sin tomarlo personal: Habrá ocasiones que seas o tengas un compañero que no te agrade. Debes ser capaz de dejar tus juicios y sentimientos a un lado para poder trabajar en equipo. Buscan nuevas formas de relacionarte con esa persona y llegar a acuerdos para lograr cumplir los objetivos del equipo.

Pertenencia: Como seres grupales, buscamos ser parte de algo y este factor puede ser el más poderoso en la creación de equipos, pues se desarrollaría una identidad en común. Definir una identidad, fijar valores y hacer que cada miembro esté consciente de su impacto en el equipo.

Tomar decisiones juntos: Un líder autócrata afecta el trabajo en equipo. Evítalo, impulsando la generación de ideas y motivando a cada colaborador a compartir su opinión. La retroalimentación ayudará a implementar cambios y estrategias.

Celebra los resultados: Es importante reconocer el trabajo individual de los miembros, así como los resultados del equipo. Así, que es clave que las recompensas se den por resultados en conjunto. Cuando alcancen un logro no está de más agradecer el trabajo realizado, destacando el papel de cada uno, pero celebrando en equipo.

football-551931_1280

¿Estás trabajando en equipo? Pruébalo

Estás trabajando en equipo si…

  • Toman decisiones grupales y llegan a consensos.
  • Sostienen reuniones productivas en las que se generen nuevas ideas y luego se definen bien los pasos seguir.
  • Cuando surge un problema se escuchan y están dispuestos a apoyar y ofrecer soluciones.

FUENTES: SOY ENTREPENEUR, ERBONOMÍA | IMÁGENES: PIXABAY, GIPHY.




No hay comentarios

Añadir más

Los comentarios están cerrados.