8 frases de Malala a favor de la educación

Malala Yausafzai

Para estas alturas el nombre de Malala Yousafzai le ha dado la vuelta al mundo. La pakistaní de 17 años de edad es la persona más joven en haber sido laureada con un Nobel de la Paz (el pasado 10 de octubre se realizó el anuncio) por su lucha pacifista a favor de la educación infantil.

Desde que los talibanes (un grupo terrorista musulmán) invadieron Swat, región de Pakistán de donde es Malala, tanto ella como miles de niñas, niños y adultos fueron privados de sus derechos, entre ellos la educación. Debido a esto, en 2012 recibió 3 disparos que aspiraban quitarle la vida; sin embargo sobrevivió para seguir contando su historia, que es el reflejo de muchos pueblos afectados por la violencia.

Su “lucha” a favor de la educación se realizó a través de las palabras, de no quedarse callada… y esas son algunas de las frases que han marcado su camino:

20141013-Malala-Y

1. Sentí que era mi deber clamar por los derechos de las niñas, por los míos, por el derecho de asistir a la escuela, y lo hago en nombre del Dios por el que los talibanes me tirotearon.

2. Quiero ver a todos los niños yendo al colegio y beneficiándose de una educación.

3. Mi mensaje a los niños de todo el mundo es que pueden defender sus derechos.

4. Teníamos dos opciones, estar calladas y morir o hablar y morir, y decidimos hablar.

5. Se ha demostrado que los talibanes, que tenían fusiles y explosivos, eran más débiles que la gente con lápices y libros.

6. Luchemos contra el analfabetismo, la pobreza y el terrorismo, nuestros libros y nuestros lápices son nuestras mejores armas.

7. La voz tiene poder, la gente escucha cuando hablamos; no se trata de combatir el terrorismo con la violencia sino con las palabras

8. Si se quiere acabar la guerra con otra guerra nunca se alcanzará la paz. El dinero gastado en tanques, en armas y soldados se debe gastar en libros, lápices, escuelas y profesores.

80ba698508f76288e82c306520908022Malala Yousafzai inició en 2009 su protesta bajo el seudónimo de Gul Makai, escribiendo en un blog de la BBC las atrocidades que los talibanes cometían en Swat. El 2010 el New York Times tomó su testimonio para el documental “Pérdida de clases: la muerte de la educación de la mujer” y desde ahí se ha convertido en una de las activistas más reconocidas a nivel mundial. Después del atentado que casi le quita la vida, decidió escribir un libro contando su historia: “Yo soy Malala”, fue publicado en 2013. En ese mismo año dio un discurso en la Asamblea de las Naciones Unidas pidiendo primero por la educación, bajo el lema “education first”.

Luchemos contra el analfabetismo, la pobreza y el terrorismo, nuestros libros y nuestros lápices son nuestras mejores armas.




No hay comentarios

Añadir más

Los comentarios están cerrados.