Comer maní desde pequeños evitaría alergias a futuro

food-624600_1280

Al contrario de lo que suelen indicar los médicos, permitir que los bebés coman maní puede ayudar a evitar que desarrollen alergia a ese alimento. Una investigación realizada en Reino Unido sugiere que comer determinadas comidas puede ser una forma eficaz de evitar alergias.

Al contrario de lo que suelen indicar los médicos, permitir que los bebés coman maní puede ayudar a evitar que desarrollen alergia a ese alimento.

Según la investigación, niños con alto riesgo a padecer alergias que comieron maní hasta los 5 años tenían un 80% menos de probabilidad de desarrollar una alergia que aquellos que no comieron ese fruto seco. Esto, pese que hasta ahora los expertos han advertido que los niños pequeños nunca deben comer frutos secos enteros por riesgo a ahogarse.

 

Maní, alergia investigada en niños

El ensayo, publicado en el New England Journal of Medicine, se realizó en bebés de tan sólo cuatro meses y que ya habían desarrollado eczema, una señal temprana de alergias. Se utilizaron las pruebas de punción cutánea para identificar a los que aún no habían desarrollado alergia al maní o sólo tenían una reacción muy leve. Los niños menores de 5 años no deben comer cacahuetes enteros, debido al riesgo de asfixia, por lo que a la mitad se les dio una merienda a base de maní. La otra mitad continuó evitando cacahuetes.

El ensayo indicó que, por cada 100 niños, 14 normalmente desarrollarán una alergia a la edad de 5. Pero con la terapia la proporción se redujo en un 86%, a sólo dos de cada 100 niños. Incluso los pequeños que ya se estaban volviendo sensibles a los cacahuetes se beneficiaron, pues su tasa de alergia se redujo de 35% a 11%.

Este estudio ha generado gran entusiasmo en lo que podría significar para la prevención de alergias en desarrollo.

“Nos damos cuenta de que esto va en contra del asesoramiento previo, pero es muy esencial que enfoquemos nuestra atención a este grupo de niños y frenar esta creciente epidemia de alergia al maní”, indicó Gideon Lack, investigador principal.

Este estudio ha generado gran entusiasmo en lo que podría significar para la prevención de alergias en desarrollo. Sin embargo, los médicos opinan que los padres no deben tomar el asunto en sus propias manos, pues aún existen dudas por resolver.

“Obviamente se tienen que realizar más estudios en otros alérgenos potenciales, pero es un informe muy importante y es probable que cambie el tratamiento, al menos en relación al maní en todo el mundo”, indica el profesor Simon Murch, del Hospital Universitario de Coventry.

 

Cómo consumir maní si eres susceptible a alergias:

  • Si no hay antecedentes familiares de alergias o eczema entonces los funcionarios de salud dicen que la mantequilla de maní y otros frutos secos se pueden ingerir desde los 6 meses.
  • Si existe un riesgo elevado entonces los padres deben consultar a un médico.
  • Esta investigación sugiere que una cuidadosa introducción del maní puede ayudar a los niños, pero los padres no deben hacerlo por su cuenta.
  • Ningún niño menor de 5 años debe comer un cacahuete entero.

Andrew Clark, un especialista en alergias del Hospital de Addenbrooke en Cambridge, encontró el año pasado que los niños alérgicos podrían ser entrenados para tolerar maní exponiéndolos lentamente a dosis cada vez mayores.

“Esto podría ser un punto de inflexión en la forma en que tratamos de prevenir la alergia alimentaria en el futuro”, completó.

FUENTE: BBC MUNDO