Piojos en bebés y niños: qué debes hacer

Los piojos son parásitos sin alas que normalmente se instalan en el cuero cabelludo de los niños de entre 3 y 12 años, pero eso no quiere decir que no los  puedan tener antes o después de esas edades.

Datos importantes

  • Los piojos resultan bastante difíciles de erradicar y se multiplican a gran velocidad.
  • Viven 20 días de promedio y en ese tiempo una hembra puede poner hasta 200 liendres (huevos).
  • La infestación de piojos no tiene relación con la frecuencia con la que se lava el pelo ni con el tipo de cabello.
  • Los piojos se contagian por contacto directo, no vuelan.
  • Se transmiten con gran facilidad cuando los niños comparten prendas de ropa o juegan con las cabezas juntas.

« Lee también: Todo lo que necesitas saber para viajar a la playa con tu bebé »

viaje a la playa con bebé

Claves para detectarlos

El primer indicio de que hay piojos en tu bebé o tu niños es que se rasca constantemente la cabeza, incluso cuando está dormido.

El segundo sería la irritación e infamación de algunas zonas del cuero cabelludo como la base del cuello, detrás de las orejas y cerca de la frente.

Para confirmar que tiene piojos, inspecciona minuciosamente su cabello, repasando todo el pelo mechón a mechón y deteniéndote especialmente detrás de las orejas y en la nuca.

Los piojos no son fáciles de ver y las liendres tampoco. Éstas son muy pequeñas, de color blanquecino y se quedan adheridas al pelo (cerca de las puntas y luego suben a la raíz del cabello).

Cómo eliminar los piojos

Una vez hayas detectado que tu hijo tiene piojos, comienza a darle el tratamiento que te recomiende el pediatra para eliminarlos. Usa el champú o loción recomendada, pero asegúrate de leer el prospecto que los acompaña.

Aplica el producto antipiojos con el pelo seco o mojado, según lo que diga el prospecto, insistiendo en las zonas de detrás de las orejas y en la nuca. Luego se deja actuar el tiempo indicado, se lava bien la cabeza y se deja secar al aire libre, dado que el calor del secador disminuye los efectos de estos productos. Después pasa la liendrera, una peinilla de dientes finos, mechón por mechón para librarte de estos parásitos. Muchos de los productos recomiendan otra aplicación a la semana de usarlos. Los hábitos de higiene del pequeño deben ser los normales.

« Lee también: Todo lo que necesitas saber para viajar a la playa con tu bebé »

4-beneficios-de-cepillarse-el-cabello-a-diario

Prevenir la propagación de piojos

Si hay más niños o bebés en casa esto es vital. Tu hijo debe usar ciertos objetos de manera personal y única como toallas, gorros de baño y peines o cepillos.  También debes desinfectar todo lo que haya estado en contacto con el pelo de tu hijo:

  • Sumerge los utensilios que tocan el cabello en la loción antiparasitaria.
  • Lava la ropa, sábanas y toallas a 55 ºC, temperatura a la que mueren los piojos, durante 20 minutos como mínimo.
  • Lo que no se pueda lavar en la lavadora, como los peluches, muñecos, etc., hay que meterlo en bolsas herméticas de plástico durante dos semanas, ya que los piojos no sobreviven tanto tiempo sin estar en contacto con las personas.
  • Limpia minuciosamente la habitación del niño incluyendo alfombras, colchón, cortinas y demás.

Esperamos que estos datos te ayuden a decir bye, bye, piojos.

Fuente: Makía Latinoamérica