Un nuevo mundo de sabores con las papillas para bebés

Prepara-en-casa-las-mejores-papillas-para-bebes

Desde que nació tu bebé lo alimentaste con leche materna porque eso era lo ideal para él. Ahora que cumplió seis meses tu pediatra te dirá que ha iniciado la ablalactación ya puede complementar su alimentación con papillas para bebés. Hoy te contaremos cómo ir introduciendo a tu hijo al este fascinante mundo de los sabores y las texturas:

  • Durante su primer mes descubriendo las papillas para bebés, dale a tu hijo primero la leche y luego su compota.
  • Las primeras papillas para bebés se hacen de dos grupos alimenticios: verduras o frutas. Muchos padres eligen empezar con las frutas por su textura suave y sabor dulce, pero si quieres puedes iniciar con las verduras. Paulatinamente, podrás incluir otros alimentos.
  • Las primeras preparaciones deben ser purés con una mayor cantidad de agua, sin grumos o trozos.
  • Las papillas para bebés caseras resultan más económicas y tienen otros beneficios como que son más frescas, tienen más variaciones de sabor y de texturas que estimulan a bebé. Aunque las comerciales son buenas cuando vas de viaje o no tienes timpo para preparar una en casa.
papillas para bebés

Haz click para aprender cómo hacer papillas para bebés de frutas con esta receta de compota de manzanas de Biachi. Foto: Cocina de Biachi.

  • Cuando empieces a darle papillas para bebés a tu hijo no mezcles alimentos, a menos que los haya probado antes por separado.
  • Ofrece a tu hijo raciones pequeñas y apropiadas para su edad.
  • Si preparaste papilla y sobró en grandes cantidades puedes congelarla -hasta una semana- y dársela a tu bebé después. Esto no debería ser constante, es preferible que tu pequeño coma alimentos frescos.
  • Deja que coma solito, cuando esté en edad de hacerlo, con utensilios apropiados para él.

¿Ya es hora que de introducir papillas para bebés en su dieta? Cuéntanos con cuál vas a comenzar.