El zinc es más importante de lo que crees

salads-237936_1280

Es el segundo mineral más importante del cuerpo humano, después del hierro. El zinc, en el cuerpo humano, cumple más funciones de las que esperas. Sigue leyendo para enterarte de más.

El zinc está presente en todas las células del cuerpo y fortalece la producción de glóbulos blancos, importantísimos para el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Es así que ayuda a la recuperación de heridas como quemadura e incluso úlceras. Además, este mineral es un potente antioxidante.

Lee más sobre los antioxidantes en alimentos

El zinc aporta a que varios de nuestros órganos funcionen correctamente, como los riñones y el hígado; influye en la correcta formación de los huesos y dientes; incluso aporta a los sentidos de la vista, olfato y gusto. Asimismo, alivia alergias respiratorias, ayuda a disminuir el colesterol y mejora la actividad cerebral

Además, el zinc alimenta tu belleza natural, pues disminuye el acné, favorece el crecimiento de las uñas y cabello.

¿Dónde encontrar el zinc?

Encuentras el zinc en alimentos ricos en proteínas de origen animal, como la carne de res, cerdo, cordero y aves. También lo encuentras en lácteos y la yema del huevo. En mariscos, ricas fuentes de zinc son: ostras, cangrejo, langosta y pescado.

Si mantienes una dieta vegetariana, puedes encontrar este mineral en nueces, semillas, de girasol, german y salvado de trigo, cereales integrales y en granos como frejoles, habas, garbanzos, lentejas.

Con todo eso, tienes muchas razones para “comer” zinc.